phone_in_talk96 134 07 88 watch_laterLun. - Vie. 10:00 a 19:30 / sab. 10:00 a 13:30

Blog

Sin categoría

Tito Rabat: así vive con su autocaravana en el desierto

Tito_RabatSe dice de él que es una persona tímida y de pocas palabras, que el arduo trabajo es lo que le ha llevado a lo más alto, pero Esteve Rabat Bergadà, es decir, Tito Rabat, es feliz tan solo con vivir en su autocaravana en el desierto de Almería.

Hijo de una familia de importantes joyeros catalanes, con 12 años tuvo claro qué era lo suyo: el motor. Y así fue. Amigo de los hermanos Márquez desde que eran niños, aún encuentran tiempo para entrenar juntos. Para dejar de ser un piloto del montón decidió crear un duro plan de trabajo que solo consistía en entrenar más y más. Entrenar más horas que nadie siempre ha sido su secreto, pues en el competitivo mundo del motociclismo, o eres un talento innato, o necesitas trabajar duro, y eso Rabat lo sabía bien.

Empezó a probar circuitos en toda España y al dar con el de Almería, decidió que allí se quedaba. Literalmente. Aparcó su autocaravana en el circuito junto con su moto, y desde entonces vive allí, a medio camino entre la autocaravana y un hotel, pues se compró un piso en la ciudad andaluza, pero no lo visita casi nunca.

Allí se impuso un método de trabajo duro y de alta concentración, algo que le ha acabado dando frutos. En su autocaravana vive apartado del ruido de la ciudad, se evade de todo y encuentra la tranquilidad, la motivación y las ganas que necesita, afirma el piloto.

Y allí asegura ser feliz porque “puedo hacer lo que me gusta en cada momento”.

Hace algo más de dos años su madre, Cuca, falleció a causa de un cáncer, lo que supuso un duro golpe para él. Ella fue su gran apoyo cada día, y él necesitaba hablar por teléfono con ella varias veces al día. Al ganar el campeonato del mundo, Rabat no dudó en dedicarle el título a su progenitora, cuyo nombre abreviado QK lleva siempre en su casco.

La tranquila vida que el piloto lleva en el circuito es lo que le hace llegar a los campeonatos con las pilas cargadas. La vida en su autocaravana y el duro trabajo en el circuito es lo que le funciona en la vida a Tito Rabat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *